3044422-3091001

Comunicados, Notificaciones y descargables de interés

ANÁLISIS SOBRE PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE SALUD ATLÁNTICO – UNIÓN TEMPORAL DEL NORTE

23 de Abril de 2020

Descargar adjunto

Cómo podemos observar en el cuadro del informe sobre la situación en la prestación del servicio de salud con el prestador Unión Temporal del Norte, las quejas se presentan en todas las dependencias y niveles como son:

1. Urgencias

2. Medicina general.

3. Hospitalización.

4. UCI.

5. Enfermedades de alto costo y/o huérfanas.

6. Farmacia.

7. Call center.

8. Oftalmología

9. Medicina especializada

10.Intervenciones y cirugías.

11.Afiliación y registro, entre otros.

En el informe se evidencia cómo en cada una de estas dependencias siempre hay quejas iniciales, demostrándose así que el prestador no cumple con lo establecido en el contrato y en la licitación, como tampoco con el tiempo perentorio de los casos. También podemos ver cómo se han presentado quejas sobre el trato de los médicos y personal de vigilancia hacia nuestros compañeros maestros y de los maestros hacia los médicos y funcionarios de la clínica por el desespero, la mala atención, el tiempo en la solución y en general, la vulneración de los derechos de salud. Así mismo, el prestador ha vulnerado el derecho a los docentes cuando no está al día en el pago de la tercerización de la red y estos a su vez bloquean los servicios contratados. Por otro lado, el prestador siempre incumple con lo establecido en el contrato y como nos podemos dar cuenta, son pocas las quejas ya que muchos maestros por la mala prestación del servicio y el desconocimiento del contrato no utilizan el protocolo y el sindicato para restablecer sus derechos. Aquí ocurren dos cosas: la primera, que permiten que la clínica haga con ellos todo lo quiera en la mala prestación del servicio y acatan todo lo que ellos les dicen y la segunda, que muchos hacen la más fácil: se van en busca de médicos particulares y/o la prepagada.

Con las quejas presentadas porque el docente conoce el contrato, utiliza del sindicato y realiza el protocolo se han podido solucionar estas casi en su gran mayoría y lo otro, es que estos docentes que se atreven a denunciar muy difícilmente les vuelven a vulnerar el derecho desde la primera instancia. El caso de la farmacia del municipio de Luruaco hasta el día de hoy 23 de abril de 2020 no se ha podido solucionar a pesar de que ya habían llegado a acuerdos con la persona que iban a contratar y los maestros tienen que trasladarse por sus medicinas hasta Sabanalarga.

El caso de la farmacia del municipio de Polonuevo se soluciona a medias ya que cuando la clínica no está al día o debe varios meses, el señor suspende la entrega de medicamentos a pesar de que el sindicato le ha extendido peticiones de que esa no es excusa para suspender la entrega y nos hemos colocado a su disposición para hacer lo pertinente en la reclamación de sus derechos para que no se perjudique ni una u otra parte, pero no ha accedido a nuestra ayuda y sigue la misma problemática.

Otra situación bastante preocupante es con oftalmología ya que están cobrando por las monturas desde un inicio y la entrega de medicamentos no la hacen en el mismo sitio, sino que los docentes tienen que trasladarse y atravesar una calle que es bastante transitada.

En el caso de urgencias tanto en el Cas de los Andes como en Mediesp de la 84 y la Clínica General del Norte, los docentes se han quejado por el hacinamiento, mal trato y la falta de instrumentos, equipos, camillas y el tiempo de atención ya que pasan hasta 7, 8 o 10 horas para que los atiendan, demorándolos en el triaje y cuando pasan al consultorio largas horas en sillas o de pie, siendo condiciones inhumanas para una persona enferma.

Aunque muchos de estos casos que fueron denunciados ya se han solucionado por la intervención del sindicato, cosa que no debería ser, nos hemos dado cuenta que estas situaciones se siguen presentando en las nuevas quejas con nuevos maestros como son:

1. No contestan en el call center o demoran demasiado para hacerlo.

2. Cuando contestan casi siempre no hay citas no agenda.

3. Citas de médico general para 7 u 8 días

4. Citas de médicos especialista para 7, 8, 9 meses o no han contratado el médico especialista y olímpicamente dicen que hay que esperar a que o contraten.

5. Entrega de medicamentos incompletos.

6. Mamadera de gallo hasta de un mes para los faltantes de medicamentos o no los entregan.

7. Hacinamiento en la entrega de medicamentos, hasta 4 o 5 horas de espera.

8. Citas de control para uno o dos meses para cuatro y 5.

9. Programación de cirugías inmediatas aplazadas para 15, un mes o más o hasta la intervención del sindicato.

10.Pacientes que requieren de medicación mensual presentan inconvenientes en la entrega de estos o los dan incompletos.

11.Cambio de medicamentos sin autorización del médico.

12.Negativa en la entrega de medicamentos para enfermedades de alto costo con la excusa de no estar incluidos en el post.

13.Falta de mantenimiento en condiciones locativas como baños, pasillos, ventilación, principalmente en la sede Andes.

14.Aplazamientos de estudios como electrocardiogramas, ecografías, entre otros, con la excusa de que la máquina está dañada y hay que esperar que la arreglen 

Actualmente, con el problema de la pandemia por el coronavirus y la cuarentena decretada, la clínica General del Norte pasó un protocolo de atención para todos sus afiliados el cual anexo a este informe:

ARCHIVO DESCARGABLE

Cómo podemos observar en el cuadro del informe sobre la situación en la prestación del servicio de salud con el prestador Unión Temporal del Norte, las quejas se presentan en todas las dependencias y niveles como son: 1. Urgencias 2. Medicina general. 3. Hospitalización. 4. UCI. 5. Enfermedades de alto costo y/o huérfanas. 6. Farmacia. 7. Call center. 8. Oftalmología 9. Medicina especializada 10.Intervenciones y cirugías. 11.Afiliación y registro, entre otros. En el informe se evidencia cómo en cada una de estas dependencias siempre hay quejas iniciales, demostrándose así que el prestador no cumple con lo establecido en el contrato y en la licitación, como tampoco con el tiempo perentorio de los casos. También podemos ver cómo se han presentado quejas sobre el trato de los médicos y personal de vigilancia hacia nuestros compañeros maestros y de los maestros hacia los médicos y funcionarios de la clínica por el desespero, la mala atención, el tiempo en la solución y en general, la vulneración de los derechos de salud. Así mismo, el prestador ha vulnerado el derecho a los docentes cuando no está al día en el pago de la tercerización de la red y estos a su vez bloquean los servicios contratados. Por otro lado, el prestador siempre incumple con lo establecido en el contrato y como nos podemos dar cuenta, son pocas las quejas ya que muchos maestros por la mala prestación del servicio y el desconocimiento del contrato no utilizan el protocolo y el sindicato para restablecer sus derechos. Aquí ocurren dos cosas: la primera, que permiten que la clínica haga con ellos todo lo quiera en la mala prestación del servicio y acatan todo lo que ellos les dicen y la segunda, que muchos hacen la más fácil: se van en busca de médicos particulares y/o la prepagada. Con las quejas presentadas porque el docente conoce el contrato, utiliza del sindicato y realiza el protocolo se han podido solucionar estas casi en su gran mayoría y lo otro, es que estos docentes que se atreven a denunciar muy difícilmente les vuelven a vulnerar el derecho desde la primera instancia. El caso de la farmacia del municipio de Luruaco hasta el día de hoy 23 de abril de 2020 no se ha podido solucionar a pesar de que ya habían llegado a acuerdos con la persona que iban a contratar y los maestros tienen que trasladarse por sus medicinas hasta Sabanalarga. El caso de la farmacia del municipio de Polonuevo se soluciona a medias ya que cuando la clínica no está al día o debe varios meses, el señor suspende la entrega de medicamentos a pesar de que el sindicato le ha extendido peticiones de que esa no es excusa para suspender la entrega y nos hemos colocado a su disposición para hacer lo pertinente en la reclamación de sus derechos para que no se perjudique ni una u otra parte, pero no ha accedido a nuestra ayuda y sigue la misma problemática. Otra situación bastante preocupante es con oftalmología ya que están cobrando por las monturas desde un inicio y la entrega de medicamentos no la hacen en el mismo sitio, sino que los docentes tienen que trasladarse y atravesar una calle que es bastante transitada. En el caso de urgencias tanto en el Cas de los Andes como en Mediesp de la 84 y la Clínica General del Norte, los docentes se han quejado por el hacinamiento, mal trato y la falta de instrumentos, equipos, camillas y el tiempo de atención ya que pasan hasta 7, 8 o 10 horas para que los atiendan, demorándolos en el triaje y cuando pasan al consultorio largas horas en sillas o de pie, siendo condiciones inhumanas para una persona enferma. Aunque muchos de estos casos que fueron denunciados ya se han solucionado por la intervención del sindicato, cosa que no debería ser, nos hemos dado cuenta que estas situaciones se siguen presentando